Según del Servicio de Monitoreo Atmosférico Copernicus de la Unión Europea, el humo recorrió 8.000 kilómetros a través de la atmósfera hasta Gran Bretaña y otras partes del norte del continente.

Imágenes tomadas por satélite mostraron que el humo de los incendios forestales que arrasan el oeste Estados Unidos ha llegado a Europa, dijeron científicos este miércoles.

Según los datos recopilados por el Servicio de Monitoreo Atmosférico Copernicus de la Unión Europea, el humo de los incendios recorrió 8.000 kilómetros (casi 5.000 millas) a través de la atmósfera hasta Gran Bretaña y otras partes del norte del continente.

Se prevé que en los próximos días, el humo cruce nuevamente el océano Atlántico hacia el norte de Europa, confirmó en su comunicado el Servicio de Monitoreo Atmosférico Copernicus.

El Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Medio Plazo, que opera alguno de los sistemas de monitoreo satelital de Copernicus, apuntó que los fuegos en los estados de CaliforniaOregon Washington han emitido un estimado de 30,3 millones de toneladas métricas (33,4 millones de toneladas) de carbono.

La escala y magnitud de estos incendios están en un nivel mucho más alto que en ninguno de los 18 años que cubren nuestros datos de monitoreo, desde 2003″, señaló Mark Parrington, científico y experto en incendios del Servicio de Monitoreo Atmosférico Copernicus.

El espesor del humo provocado por los fuegos, llamado profundidad óptica de aerosol o AOD, fue inmenso, de acuerdo con las mediciones satelitales, dijo Parrington.

Hemos visto que los niveles de AOD han alcanzado valores muy elevados de siete o más, que han sido confirmados por una medición terrestre independiente“, añadió. “Para poner esto en perspectiva, un AOD de uno indicaría ya la presencia de muchos aerosoles en la atmósfera”.

Las decenas de focos de incendio que arrasan esta parte de Estados Unidos desde hace días han dejado al menos 35 muertos desde el inicio del verano boreal, 27 de ellos en la última semana en los estados de CaliforniaOregon Washington

En total, unas cinco millones de hectáreas han sido arrasadas por el fuego, lo que ha llevado a líderes demócratas a insistir en la necesidad de luchar contra el cambio climático.